Un mundo sin cáncer es posible

Comprometidos en mejorar la vida de los pacientes a nivel mundial.

02.09.2015   |   08:00 CST

¿Se imagina un mundo donde la palabra “cáncer” no dé miedo? En este mundo, la gente lo considera una afección crónica manejable, en lugar de una enfermedad que amenaza la vida. Bueno, según los expertos de un foro reciente sobre investigación del cáncer, puede que estemos más cerca de lo que cree de convertir esto en una realidad.

“Es realista pensar que tendremos un mundo sin el impacto del cáncer” dijo la dra. Amy Abernethy, oncóloga de Duke Medicine en Carolina del Norte y una de las conferenciantes del foro “World Free from Cancer: A Road Paved with Medical Innovation” (Mundo sin cáncer: un camino pavimentado con la innovación médica), que celebraron a principios de este año Research!America y la Red de acción contra el cáncer de páncreas.

La innovación médica ya ha realizado un progreso importante contra el cáncer. En la actualidad, el índice de supervivencia relativa de cinco años para todos los cánceres ha llegado al 68 por ciento, desde el 49 por ciento de los años 70. Se espera que a lo largo de la siguiente década, la cantidad de personas que hayan sobrevivido a cinco o más años tras un diagnóstico de cáncer aumente en un 37 por ciento hasta más de 11,9 millones en los Estados Unidos, según un informe publicado en Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention.

Necesitamos continuar el impulso que hemos iniciado y trabajar juntos para cambiar el transcurso de la salud humana por los pacientes, la asistencia sanitaria, nuestra economía y las generaciones futuras.

“Estamos viendo a personas que reciben un tratamiento periódico y que viven año tras año con una enfermedad avanzada, con cánceres que se han extendido hasta el pulmón, el hígado, el cerebro o el hueso”, dijo el dr. Michael Fisch, director del programa de oncología general en el M.D. Anderson Cancer Center de Houston, en una entrevista con el New York Times. “En 1997, no nos habríamos imaginado que esto fuera posible”.

El cambio de ritmo de supervivencia del cáncer ya es evidente en el mieloma múltiple. Desde los años 90, el tiempo de supervivencia del mieloma ha aumentado en un 300 por ciento, pasando de un índice de supervivencia medio de 2,5 años en 1997 a más de 10 años en 2012. Solo en los Estados Unidos, la supervivencia llegó al 73 por ciento en la primera década de este siglo.

A pesar de estos avances, los casos y las muertes siguen aumentado a nivel global. Se informaron de más de 14,1 millones de casos de cáncer en todo el mundo en 2012, hasta un 11 por ciento desde los 12,7 millones de 2008, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). El Fondo internacional para la investigación mundial del cáncer calcula que esta cifra podría aumentar hasta 24 millones en 2035. Con estadísticas así, es comprensible que tanta gente tenga miedo al cáncer, y a veces pierdan la esperanza cuando se les diagnostica.

Pero los expertos del foro “World Free from Cancer” (Mundo sin cáncer) creen que un mundo sin cánceres no solo es posible, sino que está al alcance. Unos tratamientos innovadores pueden transformar el cáncer en una afección para la salud controlable, como la diabetes, la esclerosis múltiple y la artritis. De modo que aunque es posible que los pacientes no lleguen a curarse de la enfermedad, aún podrán seguir viviendo plenamente con los tratamientos adecuados.

Para llegar ahí, necesitamos procesos de innovación continua y colaboración de los pacientes, asesores, proveedores sanitarios, profesores, otros innovadores, contribuyentes, planificadores y reguladores. Las asociaciones entre el sector público y privado proporcionan una opción para ayudar a los investigadores a colaborar compartiendo recursos y datos. Además, al simplificar la ruta de aprobación acelerada para nuevas terapias, los pacientes podrían acceder a nuevos medicamentos más eficaces antes.

La creación de asociaciones en un ecosistema de innovación es esencial para avanzar en la investigación del cáncer. “Estamos comenzando a darnos cuenta que trabajar juntos es importante”, comentó el dr. Abernethy.

“Necesitamos continuar la inercia que hemos comenzado y trabajar juntos para cambiar el curso de la sanidad para pacientes, cuidados sanitarios, nuestra economía y el de las generaciones futuras”, comentó Robert Hariri, director, fundador y jefe científico de Celgene Cellular Therapeutics y ponente en el foro “World Free from Cancer” (Mundo sin cáncer).