Blog Archives

El propósito final de la innovación médica debe ser impactar positivamente en la vida de los pacientes, generando soluciones que permitan brindar asistencia médica de alta calidad.  Fomentar la búsqueda de nuevos descubrimientos es la promesa que permitirá traer nuevas posibilidades  y nuevas esperanzas para cientos de miles de personas en todo el mundo que sufren de cáncer incurable y otras enfermedades.

Es responsabilidad de la industria farmacéutica buscar nuevas fronteras y atacar a las enfermedades desde su origen, y hacer el mejor uso de la ciencia para explorar reacciones biológicas que encierran un alto potencial terapéutico.

Una buena muestra de lo que puede lograrse es el desarrollo de nuevos medicamentos que se han creado para el tratamiento de cánceres hematológicos, los cuales ofrecen múltiples beneficios a pacientes de todo el mundo, quienes previamente no contaban con alternativas.

Los datos de la investigación clínica muestran que ahora, más que nunca, estamos aumentando las tasas de supervivencia de los pacientes y disminuyendo la carga financiera del sistema sanitario con respecto a las hemopatías. Como ejemplo destacable podemos decir que la Fundación Internacional de Mieloma informó recientemente que las nuevas terapias aumentan la supervivencia en pacientes ancianos con mieloma hasta el punto que se parece mucho a la supervivencia de las personas sanas.

De esta manera, la innovación médica forma parte de un círculo virtuoso para mejorar la calidad de vida, reducir los costos del cuidado de la salud, incrementar la productividad y conducir al crecimiento económico.  Actualmente, estamos en medio de una época de enfoque sin precedentes en el cuidado de la salud mundial, con representantes de la industria farmacéutica, como Celgene, más involucrados que nunca. Los gobiernos, médicos, profesionales de la salud, corporaciones, instituciones académicas e incluso los propios pacientes están buscando soluciones a los retos del acceso y la entrega de productos de salud vitales y servicios a los que más los necesitan. Para continuar en este camino, es importante buscar sinergia con todos los actores involucrados, para que quienes lo necesitan tengan acceso a las innovaciones médicas que se van generando gracias a la apuesta por la ciencia y el descubrimiento.

 

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en todo el mundo, tan solo en 2012 hubo unos 14 millones de nuevos casos y 8.2 millones de muertes relacionadas con esta enfermedad. Por tal motivo, se ha previsto que el número de nuevos casos aumenten aproximadamente un 70% en los próximos 20 años, es decir, 22 millones de casos.

Entre los principales padecimientos oncológicos sanguíneos más recurrentes se encuentran la Leucemia, el linfoma no-Hodgkin, así como el Mieloma Múltiple, el tercer cáncer más común en la sangre.[1]

El Mieloma Múltiple (MM) es un cáncer en las células plasmáticas, las cuales producen anticuerpos para combatir las enfermedades. Sin embargo, en el MM las células plasmáticas se multiplican sin control en la médula ósea por lo que se forman tumores en las áreas de huesos huecos, debido a la producción en exceso del anticuerpo conocido como Proteína M, la cual no tiene utilidad alguna.

En el mundo, 114 mil 251 nuevos casos son diagnosticados anualmente, mientras que 229 mil 468 personas viven con este padecimiento.[2] En su mayoría, las personas que contraen esta enfermedad rondan los 65 años al momento del diagnóstico, es decir, afecta al sector poblacional de los adultos mayores. Desafortunadamente, en los últimos veinte años no se había contado con tratamientos específicos para atacar esta enfermedad.

Por las condiciones de su edad los pacientes no eran candidatos para tratarse mediante sesiones de quimioterapia, las cuales pueden resultar demasiado agresivas para su organismo. En las ultimas décadas la industria farmacéutica enfocada a la innovación se dio a la tarea de encontrar soluciones para este tipo de enfermedades hematológicas de alto impacto y aún no cubiertas y se han desarrollado terapias innovadoras, que bloquean la capacidad de las células tumorales para su multiplicación, matando directamente las células tumorales, y a la vez, activando y estimulando partes del sistema inmune conocidas como Células T y Células asesinas naturales para luchar contra el cáncer. Es así como se puso de manifiesto la importancia de la innovación médica para la creación de tratamientos que transformen positivamente el curso de las enfermedades.

Celgene ha formado parte de la industria farmacéutica que impulsa constantemente la creación de nuevas alternativas a favor de la salud. A través de la innovación médica,  se pueden mejorar los indicadores de esperanza y calidad de vida, generar soluciones ante los retos que enfrentan los sistemas de salud, y estimular el crecimiento de la economía global.

 

REFERENCIAS:

[1] National Cancer Institute. A Snapshot of Myeloma: Incidence and Mortality. www.cancer.gov/researchandfunding/snapshots/myeloma. Acceso el 09 de junio de 2015.

[2] World Health Organization. GLOBOCAN 2012: World. globocan.iarc.fr/Pages/fact_sheets_population.aspx. Acceso el 09 de junio de 2015