Asociaciones Globales de Salud

Trabajo conjunto para buscar soluciones médicas innovadoras para países en vías de desarrollo

En Celgene, creemos que los pacientes deberían tener la oportunidad, sea cual sea su ubicación o recursos financieros, de beneficiarse de los avances en prevención, diagnóstico y tratamiento de su enfermedad. Celgene Global Health (CGH) colabora con socios de todo el planeta para buscar soluciones innovadoras para retos sanitarios en países en vías de desarrollo. Fundado en 2009, CGH se concentra en cumplir nuestra promesa de pensar primero en los pacientes, mediante soluciones innovadoras para los retos de salud en los países en vías de desarrollo. Esta obra se basa en nuestra creencia de que terapias innovadoras y sociedades de asistencia sanitaria son componentes esenciales para lograr progreso y prosperidad a largo plazo en todo el mundo.

Celgene tiene más de 400.000 compuestos de nuestra biblioteca en múltiples plataformas; esto incluye inmunomodulación, inhibición celular y terapias celulares/de tejido. Estas plataformas tienen posibles aplicaciones para tratar enfermedades olvidadas de los países en vías de desarrollo, como:

  • Leishmaniasis visceral (LV)
  • Tripanosomiasis africana humana (TAH)
  • Enfermedad de Chagas
  • Malaria
  • Filariasis linfáticas
  • Tuberculosis
  • Fiebres hemorrágicas
  • Gripe
  • VIH
  • Sarcoma de Kaposi

Estas enfermedades afectan a los más pobres de todo el mundo. CGH colabora con asociaciones de desarrollo de productos (ADPs), instituciones académicas internacionales, organizaciones no gubernamentales (ONGs), organizaciones de financiamiento público/privado, organizaciones de investigaciones por contrato (OICs) y otras organizaciones farmacéuticas para evaluar la actividad de nuestros compuestos exclusivos en las enfermedades olvidadas.

Hay varios programas de CGH en distintas fases de desarrollo. Estos programas van desde selección hasta optimización de posible medicamento pasando por estudios clínicos, incluyendo pruebas en animales, que ayudan a CGH a explorar y desarrollar su biblioteca de activos propios.

CGH también se compromete a ofrecer apoyo para mejorar la infraestructura y capacidad de los sistemas de salud y los expertos médicos locales en los países en vías de desarrollo, para ampliar el acceso a tratamientos seguros y eficaces. CGH, basándose en el compromiso de pensar primero en la seguridad del paciente, está explorando modelos para reforzar las infraestructuras de sistemas sanitarios existentes de países en vías de desarrollo y un acceso seguro con mayor apoyo.

Durante los últimos años, CGH ha estado trabajando con la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana y la Moi University Teaching and Referral Hospital de Eldoret, Kenia. Desde 1989, la Moi University School of Medicine, la Moi Teaching and Referral Hospital y un consorcio de centros académicos sanitarios de Estados Unidos dirigido por la Universidad de Indiana han trabajado conjuntamente para ofrecer servicios sanitarios, realizar investigaciones sanitarias y desarrollar a líderes de asistencia sanitaria tanto para Norteamérica como para África. Los socios institucionales tienen el nombre colectivo de Modelo académico para el acceso a asistencia sanitaria (Academic Model Providing Access to Healthcare-AMPATH).

CGH apoya a AMPATH dentro de su programa de oncología en las áreas de información de pacientes/fármacos, atención al paciente, expansión de la base de datos farmacológica y conversión farmacológica. En un programa similar, CGH apoya a la Universidad de Colorado (UC). Bajo el auspicio de la Escuela de Salud Pública de Colorado (CSPH), el Centro para la Salud Global de la UC ha creado valiosas relaciones con universidades y clínicas de varios entornos con ingresos salariales bajos o medianos, que incluyen a Perú, Guatemala, Vietnam e Indonesia.

Estas relaciones permitirán a los profesionales de la salud en países en vías de desarrollo, participar en las becas internacionales de investigación sanitaria del Anschultz Medical Campus de la UC. Mediante estas becas de investigación, que duran entre un mes y un semestre, los investigadores en ciernes tendrán la tutoría personalizada y la experiencia práctica de las que no disponen en sus países natales.

Este trabajo de mejorar el acceso a tratamientos innovadores se basa en la creencia de que los enfoques con mayor éxito provienen de las asociaciones públicas-privadas, la colaboración con expertos locales y el intercambio de las mejores prácticas.